Significado del número 128: Interpretación de la numerología

Significado del número 128: Interpretación de la numerología

Significado del número 128

Nuestros ángeles guardianes no pueden comunicarse directamente con nosotros, por eso nos envían mensajes indirectos de diferentes maneras.

¿Pero por qué es eso en realidad? Como los ángeles son los mensajeros de Dios, no son responsables de comunicarse con nosotros. Si tiene alguna pregunta, ¡hágala directamente al universo! Responderá.

Cualquier ángel que quiera ponerse en contacto con usted probablemente no tenga buenas intenciones.

Debes saber que no solo hay buenos ángeles, así que ten cuidado cuando viajas con tu cuerpo astral o cualquier otra cosa. Escribiré más sobre esto en otro artículo.

Número 128: ¿qué significa?

Si hay una expresión y un número incomprendido, ¡es 128! Simbólicamente, este número representa el libre albedrío, la ley de los ciclos y la inmortalidad. Vamos a entrar en todo esto y tratar de entender los conceptos básicos.

Podemos deducir que el 128 concreta la ley de manifestación, en lo real, lo pragmático, la materia, la lógica, en verdad, en volumen; es la ley en funcionamiento, todo lo que se hace genera una consecuencia lógica (karma), de ahí el concepto de justicia adjunto a este número.



Constituye esta secuencia lógica de causas y efectos y, además, su dominio, que conduce al resultado “deseado”.

¡Esto es lo que llamamos el resto, poder! Para resumir, el octonaire corresponde a la Ley en acción a la que se somete porque ha entendido; por lo tanto, domina su destino ya no está sujeto a ninguna otra influencia y lógicamente tiene el poder de realizarse.

Obviamente es un punto de vista espiritual sobre el origen de este número; entonces su transcripción en nuestro mundo más material se vuelve simplemente:

Necesidad de respetar un sistema de leyes (lo que sea que sea), un gusto por el poder en resumen, un fuerte sentido de la lógica y el buen funcionamiento de las cosas, el epicureismo codicioso, el gusto por la gravedad, lo pesado.

Pasemos a la descripción práctica. En la mayoría de los libros, los 128 sinónimos de poder a menudo se describen como un factor para el éxito social, un desencadenante poderoso y autorizado para la ambición. Esto es algo cierto cuando se trata del camino de la vida, pero no siempre.

Por otro lado, en la expresión, tomará tiempo para que la persona que lo tiene exprese cualitativamente los aspectos anteriores.

En general, los 128 tuvieron una infancia marcada por una presión educativa muy fuerte, padres autoritarios o simplemente la presencia sofocante de una religión o una doctrina.

El niño, borrado y discreto, utilizará un sistema de valores rígido para liberarse de su entorno parental, hasta que nuevamente sea liberado y se acerque a una ley más flexible.



Intentará activamente liberarse de las prohibiciones de su infancia para finalmente ejercer sus plenos poderes.

Inicialmente, el 128 a menudo sufre de una sensación de impotencia que se niega a reconocer, este es su principal problema.

De todos modos, el 128 es generoso, valiente, voluntario, combativo, muy pero muy persistente y extremadamente duradero. Nunca falla, simplemente evita enfrentar un problema que podría hacerlo sentir impotente.

El significado secreto

El 128, como todos los números maestros, está muy de moda, como si tenerlo en su tema nos declarara victorioso de una lotería, lo que nos revela “genio” frente al mundo.

El 128 es especial, por supuesto, como todos los números, así que no reemplace los 4, 13, 31 con 128 tan pronto como surja la oportunidad. Te animo a que visites el sitio, que pre-masticará el trabajo y te dirá si tienes ese hecho.

Ser es mejor que tener, vivir bien lo que eres, representa nuestra esencia y nuestro verdadero poder contrario a la fantasía del potencial ilimitado narrado en los libros mercantiles. Tener un 128 es sobre todo tener un 4, con todas sus características pero con un modo diferente de “acción”.

Nunca se olvide de los números maestros que su reducción se refiere a sus raíces espirituales. ¡Cuanto más cerca está un número de la unidad, más cerca está del Espíritu!

El 128 no es una excepción a esta regla. Este tipo de número es muy frecuente sin ser notado; sin embargo, las pocas “diferencias” que describiremos servirán para iluminar a sus representantes en busca de claves.

En la mayoría de los casos, sus titulares tienen un curso clásico de tipo 4, excepto que no lo asumen como este último. Al igual que el 11 que no es feliz en el 2 puro, el 128 no es más cómodo en su doble.

Detrás de una vida cotidiana obsesionada con una búsqueda de seguridad, los sueños enterrados permanecen irrazonables (en todos los sentidos del término) movidos por corrientes inexplicables o inexplicables igual de irracionales.

Los números maestros están fusionados porque dos mismos números los componen en paralelo. Si el 11 busca la fusión de los géneros, a saber, los principios masculino y femenino, con el objetivo de la reunificación del ser, el 128 en cuanto a él, busca la unión de los polos inferior y superior, desde abajo hacia arriba. desde el intelecto con el espíritu, con el objetivo de un saber hacer perfecto.

Sus dos 128 corresponden a la doble escucha sincronizada de la voluntad superior y de la voluntad humana para la realización o incluso de la fusión de estos dos tipos de voluntad, incluso si eso significa ignorar la suya.

El 128 encarna el síndrome del profeta y el 22, el síndrome del santo. El 4 hace todo bien, el 128 hace lo mismo, versión “de trabajo”. Intenta realizar en él la síntesis de involución y evolución. Seamos más pragmáticos para entender cómo funciona todo en la “realidad”.

El 11 que confía en sus dos 1 siente cosas, el 128 se da cuenta porque obedece, sin sentir siempre; uno sirve al mundo de las ideas mientras que el otro sirve al mundo de las acciones casi instintivamente.

Amor

El 128 depende de corrientes que percibe como altas y luego ejecuta, por lo que es esencial que esté bien iluminado, equilibrado y sobre todo recto.

La noción de elevación en nuestra sociedad confunde la escala social y la grandeza del alma; Por supuesto, es lo último el que debe ser favorecido.



De todos modos, un 128 sin obstáculos (educativo o de otro tipo) aceptará su locura, su marginalidad para trabajar a su manera en este mundo, muy a menudo en términos materiales.

Luego será presentado como brillante, incansable, incomprensible, fenomenal y característico, incluso tiránico.

Su fragilidad radica en su capacidad de creer en sus valores, por un lado, y por otro, que sus valores están bien inspirados porque el 128 obedece, recuerde, las leyes de arriba.

Por lo tanto, debe tener cuidado, en casos patológicos, de no confundir sus delirios egoístas con una corriente de orden superior, que luego conduciría a una “psicosis” o una fuerte tendencia a las transgresiones, en cuyo caso él haría su regla.

Un doble dos requiere salvaguardas. Desde el punto de vista emocional, esta expresión tiene la opción entre vivir un falso 4, con una vida familiar estable siempre y cuando las frustraciones sigan siendo soportables, y vivir su verdadera esencia, llena de acontecimientos y emocionante con un poco de tiempo para la vida familiar, a pesar de todo.

Los 128 probados son personas atípicas, intrigantes, extraordinarias, incomprensibles pero fascinantes siempre que escuchen al mínimo; Por lo tanto, difícil de hacer un retrato psicológico elocuente de ellos, obedecen las reglas que desafían nuestra comprensión.

A nivel profesional, a menudo los encontramos en contabilidad administrativa, supervisión cuando están en modo 4 (ver expresión 4) y en modo 22, en arquitectura, puestos de gran responsabilidad y arte.

Todo lo mencionado aquí es con el único propósito de hacerte sentir este número, no para describirlo en su totalidad.



Datos interesantes

Su toma de decisiones es clara, rápida y lúcida, no perturbada por la emocionalidad porque la lógica va por encima de todo. Su sentido del orden es innato ya sea por objetos o ideas, a veces tendrá que suavizarse porque es un poco perentorio.

Dotado del sentimiento de justicia, no apoya la injusticia (que lo devuelve a la suya) y trata de hacer respetar la ley que eligió.

Este vigilante natural se convierte en juez y se va con las ventajas y desventajas que esto implica; él puede ser indulgente como despiadado.

La agresividad es proporcional a la capacidad de realización, pero detrás de esta fachada, se esconde mucha amabilidad.

Siente una gran necesidad de trabajar y ser útil, ¡es vital! Lo que hace debe tener un impacto en las cosas, que se diga. Un 128 sin responsabilidad, sin utilidad, se sofocará lentamente.

Su eficiencia es formidable así como su sentido del humor, sí, el humor comienza con una H. Como maestro del karma (ver al principio), le fascina la cuestión de la muerte, un tema que alimentará sus reflexiones, su humor o incluso su profesión.

128

Ver el número 128 a tu alrededor es una razón más para abrir tu corazón y comenzar a creer en las metas que tienes por delante.

Show Buttons
Hide Buttons